tranvia de lisboa
Riccardo

Especialista de marketing en el sector turístico, Vivo en Barcelona. Me gustan el deporte y los viajes.

Portugal no se puede entender sin sus clásicas baldosas, sin su tradicional Galo de Barcelos, su bacalao cocinado de mil maneras y siempre rico, las cuestas de algunas de sus ciudades, la eterna saudade, los fados y sin la deliciosa mantequilla que siempre ocupa la mesa antes de empezar a comer. Todas cosas típicas de Portugal que cualquier viajero tiene que conocer y experimentar de primera mano si quiere volver del país vecino pudiendo afirmar: ¡ de verdad he estado en Portugal!

cosas tipicas de portugal

Portugal es un destino de excepción que tenemos muy a mano y al que siempre es fácil llegar. Por avión o por tierra, no hay excusa para no visitar nuestro país vecino. Así que si estás pensando en un destino o si ya lo tienes muy claro, te contamos algunas de las cosas más típicas portuguesas que debes conocer si visitas el país luso. Bem-vindos!

Los souvenirs por excelencia

azulejos azules portugalSi visitas Portugal no vas a escapar a la tentación de todo viajero… Los famosos souvenirs. Y nada de imanes para la nevera o llaveros. En Portugal se estila el clásico souvenir en cerámica o textil. Así, el país está lleno de norte a sur de sus famosos platillos de cerámica con frases de lo más variopintas que hacen referencia a la cultura más popular. ¡Hazte con uno! Otro de los souvenirs más famosos es el Gallo de Barcelos que lo encontrarás impreso en todo tipo de objetos y materiales.

¡A la rica comida!

sardinhada Si visitas el país durante los meses de más calor no te puedes perder una de sus tradiciones más famosas. Y es que los portugueses le dan la bienvenida al verano con una suculenta parrillada de sardinas. La tradicional sardinhada la puedes disfrutar en cualquier restaurante del país y a un precio económico. Y para los meses menos calurosos, otro de los platos que no debes dejar pasar es cualquier versión de las sopas portuguesas. Con nabos y garbanzos, la más tradicional de cocido o la de espinacas, éstas son algunas de las más famosas. Eso sí, en cualquier plato luso que disfrutes, el pan es omnipresente. El de maíz o el de trigo y centeno untado en mantequilla Milhafre, manteiga com sal, es una de las delicias más típicas. Y para dulces, uno no puede decir que conoce Portugal si no prueba uno de los bocados más famosos, los pasteles de nata.

El bacalao es el rey

elevador lisboaEste pescado merece una mención aparte. El bacalao el rey de la mesa, el amo de todas las cartas y el sabor por excelencia del país. Cocinado en cualquiera de sus variedades tienes que probarlo. El bacalao dorado o a bràs, es la receta más famosas y a la portuguesa, también es otra de las suculencias con más tradición. Es sencillo encontrar un restaurante en el que disfrutarlo pero si estás en Cais de Gaia en Oporto, el Bacalhoeiro merece la pena.

De ruta… ¿en furgoneta?

playa de O GuinchoPortugal puede presumir de una costa atlántica impresionante. De norte a sur sus playas son paraísos de los que no querrás moverte. Aguas cristalinas y arena fina, su costa regala algunos lugares maravillosos como las dunas doradas de la playa de O Guincho, desde las que podrás tener las mejores vistas de las acrobacias de los surferos. Y es que si este es tu deporte, no puedes tardar más en visitar Portugal. Así que con mapa en mano, lo mejor que puedes hacer es alquilar una furgoneta, algo muy habitual en la costa, y recorrer las playa portuguesas. Y si prefieres disfrutar a pie de un sendero que mezcla lo rural y costero a la perfección, echa un vistazo a la famosa ruta Vicentina.

Cena con fados

casitas de colores portugalEste es uno de los planes que sí o sí tienes que hacer antes de abandonar Portugal. Pero no sirve un sitio cualquiera atestado de turistas. Hay que escoger aquellos establecimientos con tradición y sabor que mejor saben combinar la cocina con el folklore de los fados. Si visitas Oporto, la Casa das Mariquinhas, debe ser una parada obligada en tu ruta. Aviso, tendrás que reservar con antelación.

Como un lisboeta

tranvia de lisboaLa capital más antigua del oeste de Europa recibe al viajero con muchas cuestas pero llena de mil cosas que ver. Famosa por su belleza decadente, Lisboa es una ciudad que merece la pena siempre. En cuanto la pises, mézclate por sus callejuelas con lo locales y disfruta de su buen pescado y marisco. Sube al Castillo de San Jorge desde el que tendrás las mejores panorámicas de la ciudad y visita la Torre de Belem, uno de los iconos de la ciudad. Y sí, una de las visitas más típicas que tienes que hacer en Lisboa, es subirte al emblemático Elevador de Santa Justa. Desde aquí sacarás las mejores fotos de la ciudad.

BUSCAR HOTELES para ir a PORTUGAL

¿Te ha gustado este post? Déjanos tu opinión

Opiniones