desire-cruise-crucero-sexual-
Riccardo

Especialista de marketing en el sector turístico, Vivo en Barcelona. Me gustan el deporte y los viajes.

Los que han viajado alguna vez en crucero saben que suele ser una experiencia de lo más entretenida. La libertad que se respira en medio del mar y la infinita oferta lúdica que suelen ofrecer estos navíos los convierte en un paraíso para los viajeros, que muchas veces repiten. Pero el mundo del turismo está en constante evolución y el sector cruceros no iba a ser menos. En este caso, más que de evolución, hablamos de paso adelante sin precedentes. Cuando ya parecía que lo habíamos visto todo, hace pocos días se confirmaba que en 2017 zarpará el primer crucero sexual de la historia. Suena a broma, pero las mentes detrás de la idea van muy en serio.

“¿Y qué es un crucero sexual?”, se preguntarán algunos. Para explicarlo de forma sencilla, este será el primer crucero del mundo en el cual no pasará nada si te dejas la maleta en casa. O lo que es lo mismo: ir vestido pasará de ser una obligación a una opción. Revoluciones de este tipo suelen tener una acogida dispar entre los clientes, pero parece ser que para la compañía mexicana Original Group los números saldrán con mucha facilidad, a pesar de los 2.700 euros que cuesta la habitación más económica. Ojo, la más cara parece que ascenderá a más de 10.000 euros.

desire-cruise-crucero-sexual-jacuzzi

La fecha de salida está pensada para el 26 de septiembre del 2017 y el trayecto durará ocho días, con inicio y final en Venecia. Cubrirá la zona del Adriático, un recorrido habitual, y parará por las ciudades importantes de Italia o Croacia.

Es decir, hablamos de un crucero totalmente al uso, pero con dos diferencias sutiles. La primera, ya mencionada, la posibilidad de pasearte desnudo por la mayor parte del barco. Y la segunda, con el fin de evitar malentendidos: deberás ir en pareja. Si tus ojos se habían iluminado ante la opción de revolucionar tu vida en solitario, sentimos decepcionarte. Eso no impide que convenzas a un amigo o amiga para compartir dicha experiencia, pero es una piedra en el camino que tendrás que superar de algún modo. Por otro lado, a la tripulación no se le permitirá en ningún caso relacionarse de cualquier forma con los pasajeros. Si trabajar en cruceros ya era un oficio sacrificado, imagínense hacerlo en uno como este.

Un futuro desconcertante para este crucero sexual

La idea de esta compañía mexicana no ha pasado desapercibida para el público en general. Con una clara intención de seducir al target más joven, la realidad es que son muchos los que ven con buenos ojos probar este crucero sexual y todo lo que tenga por ofrecer. Según la organización, se ofrecerán actividades tales como talleres para parejas, y las instalaciones incluirán desde spa, gimnasio y casino hasta sex shops y salones eróticos.

El concepto propuesto por el Desire Cruise es ciertamente novedoso, aunque bien pensado no parece tan transgresor para los tiempos que corren. Ciudades como Las Vegas, Atlantic City o Amsterdam también son bandera de una oferta lúdica moralmente reprochable, e incluso hoy en día ya hemos podido ver en televisión programas donde hombres y mujeres tratan de seducirse tal como Dios les trajo al mundo.desire-cruise-crucero-sexual-piscina

Sin embargo, el Desire Cruise suscita muchas dudas sobre el tipo de público que puede llegar a atraer. El target joven al que aspira la organización no es precisamente el más adinerado y el que puede hacer frente al precio de este apasionante viaje. Es fácil pensar por tanto que la variedad en edades va a ser importante.

A pesar de los pesares, la realidad es que sus ideólogos consideran este paso como parte de un proceso natural en la oferta turística mundial, y han advertido de ciertas limitaciones que tanto pasajeros como tripulación deberán tener muy presentes. De hecho, sí se obligará a ir vestido en la zona de restaurantes y otras áreas eminentemente públicas del navío aún por detallar. Algunos también estarán pensando que este lugar va a ser una mina de fotos y vídeos para YouTube, pero nada más lejos de la realidad. Estará prohibida la entrada de cámaras y en ningún caso se podrá inmortalizar nada ni nadie del crucero durante el recorrido. Algo que parece lógico, aunque no fácil de llevar a cabo.

Sólo hay una cosa segura. El Desire Cruise dará mucho que hablar antes y después de levantar anclas.

¿Te ha gustado este post? Déjanos tu opinión

Opiniones