pueblos-de-huesca-bonitos-con-encanto

Me gusta escribir y viajar. Bueno, y tocar el piano. Y comer bien.

Probablemente Huesca nunca haya estado entre tus prioridades a la hora de buscar un destino turístico en España. Sin embargo, esta provincia aragonesa cuenta con muchos pueblos de belleza incontestable, especialmente en la mitad norte, donde los Pirineos dan cobijo a fantásticas y pequeñas localidades con mucho encanto. Es un lugar ideal para hacer una ruta en coche o pasar unos días en algún hotel de montaña con encanto y vistas alucinantes. Echa un vistazo a los pueblos de Huesca que te proponemos en el día de hoy.

Los pueblos más bonitos de Huesca con encanto

Jaca

Jaca aparece en muchas listas como uno de los pueblos más especiales de España, y no es para menos. Situado en pleno Pirineo Aragonés, en Jaca uno puede disfrutar de todo un museo al aire libre. Arquitectónicamente es magnífica, con un conjunto monumental único como es la Ciudadela de Jaca. Probablemente hayas visto en alguna fotografía este castillo hectagonal rodeado de enormes jardines y fosos, y es la visita más imperdible de estas tierras. Sin embargo, Jaca es mucho más que eso. Su catedral románica fue la primera de su estilo en España, allá en el siglo XI.

No deja de ser un pueblo pequeño y que puedes recorrer en una mañana. Paseando por la Calle Mayor y sus alrededores disfrutarás de lo mejor de la localidad, aunque desde cualquier punto podrás gozar también de las vistas a las sierras pirenaicas. Jaca presume además de una gastronomía fantástica, con influencias francesas dada su cercanía con la frontera. Si quieres buen queso, buen vino y, sobre todo, ricos pasteles, aquí disponen de la mejor calidad. Como recomendación final te animamos a acercarte al Monasterio de San Juan de la Peña, a pocos kilómetros, que está prácticamente sepultado por una enorme roca.

jaca

Alquézar

Alquézar pertenece a la comarca del Somontano, cerca de Barbastro y en pleno Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, por lo que como puedes imaginar su entorno es fantástico.. Destaca especialmente por su estética medieval y por los muchos edificios histórico a los que da cobijo, muchos de ellos declarados Monumento Naconal.

En lo alto de una colina destaca por encima de todo la Colegiata, que en su momento hizo las veces de fortaleza durante la ocupación musulmana. Siguiendo el estilo de los pueblos medievales, en Alquézar lo mejor es pasear por sus estrechas calles, en muchos tramos adoquinadas. Uno de pueblos de Huesca más bonitos sin ningún tipo de duda.

alquezar

Benasque

Quien no ha visitado el Valle de Benasque simplemente no ha conocido uno de los rincones verdes más bonitos de España, y más concretamente, de los Pirineos. Benasque es un pueblo muy pequeño, con la arquitectura típica de montaña donde la piedra, la madera y la pizarra son protagonistas.

Situado en pleno valle, el pueblo goza de unas vistas siempre alucinantes, y en invierno por supuesto bien blancas. Si te apasiona el esquí, la estación de Cerler está a muy poca distancia. Y si lo de bajar pistas no es lo tuyo, Benasque bien vale una escapada para hacer excursiones o rutas por el Parque Nacional de Posets-Maladeta. Benasque es uno de los mejores pueblos de Huesca para una escapada en pareja o en un hotel romántico o con spa.

benasque

ainsa

Ainsa es otro pequeño pueblo de los Pirineos oscenses que nunca pasa desapercibido. Un remanso de tranquilidad en medio de las montañas, ideal para una escapada en algún hotel con encanto o incluso un camping. Está declarada Conjunto Histórico-Artístico y en realidad la puedes recorrer en unos minutos.

El castillo que la preside es su principal atractivo, además de la iglesia románica de Santa María. Una parada indispensable en el caso de que estés haciendo una ruta por esta parte de Aragón. Indispensable en esta lista de pueblos de Huesca con encanto.

ainsa

Panticosa

Incluso si no eres amante del esquí es posible que te suene el pequeño pueblo de Panticosa. Es bastante conocido por los centros termales y balnearios a los que da cobijo, que hacen la delicias de todos aquellos que quieren disfrutar de unos días de relax en la sierra.

Si además eres de los que se apasionan deslizándose por las pistas en invierno, la estación de esquí de Panticosa es una de las más importantes de España. Sus calles empedradas y sus casas de piedra presididas por balcones floridos son otro motivo para dejarte caer por la zona incluso en verano.

panticosa

Roda de Isábena

Entre los pueblos de Huesca más interesantes, Roda suele pasar injustamente de puntillas. La realidad es que Roda de Isábena es un pequeñísimo y precioso pueblo situado en lo alto de un monte, en la mitad norte de la provincia pero sin llegar aún a la zona pirenaica.

A pesar de sus dimensiones, es un pueblo arquitectónicamente magnífico, y cuenta de hecho con una Catedral de San Vicente que es motivo suficiente para hacerte los kilómetros necesarios para llegar a la cima. Las vistas desde Roda son siempre alucinantes y es una parada en tu ruta que no te decepcionará.

roda-de-isabena

Enate

Terminamos nuestra lista de pueblos de Huesca con una propuesta poco habitual. Ubicado cerca de Barbastro, Enate es uno de los pueblos más pequeños de la provincia de Huesca, pero muy famoso a nivel nacional por sus numerosos viñedos. El vino de Enate es uno de los más importantes de la Denominación de Origen Somontano, a pesar de que es un pueblo con no más de 50 habitantes.

Está situado en lo alto de una colina y en él destaca sobre todo su pequeña iglesia, llena de encanto.

enate

Con Enate ponemos punto y final a nuestra lista de propuestas de pueblos de Huesca con encanto. 7 recomendaciones que esperemos colmen tus expectativas en una de las provincias más ricas de España en el ámbito paisajístico.

¿Te ha gustado este post? Déjanos tu opinión

Opiniones