girona

Me gusta escribir y viajar. Bueno, y tocar el piano. Y comer bien.

Cuando viajamos a Barcelona resulta imposible no centrarse en Barcelona, la Costa Brava o la Costa Dorada, pero el interior catalán guarda muchos otros tesoros que merecen ser explorados. Y si nos centramos en ciudades, uno de ellos es sin duda Girona. Para muchos es la capital más bonita de Cataluña, y eso que rivaliza con la elegante y cosmopolita Barcelona o con la histórica Tarragona. De hecho, su fama ha crecido exponencialmente en las últimas fechas al convertirse en uno de los escenarios escogidos para rodar la serie de televisión Juegos de Tronos. Es por ello que en este post trataremos de daros una idea sobre qué ver en Girona.

Descubre qué ver en Girona

Catedral de Girona

La también llamada Catedral de Santa María es una de las más bonitas y espectaculares de Cataluña. Data del siglo XI y presenta elementos tanto góticos como románicos, si bien es cierto que predominan los rasgos del primero. También tiene algunos tintes neoclásicos. No solo es un edificio imponente, cuya fachada blanquecina enamora a todo el que la contempla, sino que además gana en majestuosidad al estar situada en el final de una larga escalinata. La imagen resultante es magnífica y convierte este lugar en el epicentro de la ciudad y uno de sus puntos más concurridos.

que-ver-en-girona

El barrio judío

Posiblemente sea el primer puesto de muchas guías sobre qué ver en Girona. Los judíos dejaron un gran legado en España y este sigue presente en muchas ciudades, siendo Girona una de las más importantes dentro de Cataluña. Es un barrio con un encanto muy particular, con bastantes de sus calles empedradas, repleta de pequeños comercios, y en el que se pueden visitar los lugares clásicos de la comunidad judía como por ejemplo la antigua sinagoga.

El barrio judío rodea de hecho gran parte del área de la catedral, quedando dentro de las murallas, lo que da fe de su importancia hasta la expulsión de los judíos por decretos de los Reyes Católicos. Hoy en día acoge bastantes bares y restaurantes con mucho encanto, y es un sitio perfecto para dejarse llevar y descubrir la historia de cada edificio.

barrio-judio-girona

Las casas de Oñar

No podían faltar en una lista sobre qué ver en Girona. Las casas de Oñar son una de las estampas más famosas de Girona, y no es para menos. Es difícil ver una imagen parecida en el resto de España. Se trata de una serie de casas que “cuelga” en la ribera del propio río Oñar, y que resultan especialmente pintorescas ya que son muy coloridas. En un día soleado dibujan una variedad cromática encomiable, a lo que se añade una vista de la catedral en el fondo. No sabemos qué tal se vivirá en ellas, pero desde luego el marco es inigualable.

girona oñar

Los baños árabes

Hay bastantes baños árabes repartidos en España, pero los de Girona fueron especialmente importantes. Son un enclave con mucha historia detrás. Pese a la ocupación cristiana posterior estos nunca fueron destruidos y se han conservado con bastante respeto, más allá de diversas remodelaciones que lo han mantenido en pie hasta nuestros días. Los baños árabes tuvieron una gran relevancia en la Edad Media y mucha más para los musulmanes, cuyo culto al cuerpo es un eje de su religión.

banos-arabes

Las Ramblas

Pese a que las de Barcelona son especialmente famosas, las Ramblas de Girona, también conocidas como la Rambla de la Llibertat, constituyen una de las calles más relevantes de la ciudad, y donde más gente se agolpa en cualquier momento del día. En ella encontramos un montón de comercios, bares, restaurantes, etc. Aunque solo sea para dar un paseo, es un sitio obligado en cualquier ruta por Girona, y por el que probablemente pasarás aunque no quieras.

rambla-de-la-llibertat

La Plaza de la Independencia

Toda ciudad tiene una plaza central de referencia, y en Girona la encontrarás en la Plaza de la Independencia. No sólo es uno de los lugares más concurridos de la ciudad junto a las Ramblas, sino que es especialmente bonita gracias a las fachadas que la rodean, con un estilo neoclásico que evoca a décadas pasadas. También se la llama Plaza de San Agustín, ya que en este punto de la ciudad existió previamente un convento con el mismo nombre. Si quieres tomar algo de forma relajada en una terraza, esta no es para nada una mala elección.

plaza-de-la-independencia

Con esto ponemos punto y final a este post sobre qué ver en Girona. Estamos seguros de que tu visita la ciudad catalana será todo un éxito mientras incluyas estos lugares en tu ruta. Y si tienes alguno más que proponernos, ¡déjanos un comentario!

¿Te ha gustado este post? Déjanos tu opinión

Opiniones