Que ver en Estocolmo un fin de semana

Estocolmo es una de esas capitales europeas que no se olvidan y que son destinos ideales para una escapada de fin de semana. Una ciudad que mires por donde mires solo transmite belleza y tranquilidad. Gracias a la cuidada arquitectura de sus edificios, sus parques, sus canales y ese carácter sueco tan peculiar, visitar Estocolmo se convierte en una magnífica opción para una escapada, sobre todo en verano, cuando el frío sueco se atempera considerablemente. Te presentemos una lista de recomendaciones sobre que ver en Estocolmo.

que ver en estocolmo

Visitando la capital de Suecia: qué ver en Estocolmo

Ayuntamiento

Probablemente el edificio más emblemático de Estocolmo. El Ayuntamiento es el lugar donde cada año se hace entrega de los Premios Nobel, algo que lo convierte en un lugar de visita obligada. Su estilo es muy sobrio y una idea muy interesante en encaramarse a lo alto de la torre que lo preside, desde la que se goza de vistas fantásticas. Su situación al lado de unos de los principales canales de Estocolmo permite disfrutar de una estampa fantástica.

Se cree que se utilizaron más de 8 millones de ladrillos para construir este precioso edificio en una de las ciudades más bonitas de Europa. Vale la pena realizar una visita guiada por el interior del edificio, especialmente para ver las espectaculares habitaciones y su decoración. ¡Imprescindible!

ayuntamiento estocolmo

Museo del Vasa

Es uno de los principales lugares que ver en Estocolmo. El Vasa fue un navío de guerra que se hundió el primer día que salió a flote. Era considerado el mayor barco de guerra del siglo XVII y en 1961, gracias a una importante obra de ingeniería, se consiguió sacar del mar para someterlo a una cuidada restauración. Se conserva prácticamente al completo y es posible visitarlo y conocer su historia en este museo.

Recibe el mismo nombre que la dinastía del momento de su construcción. El museo acoge cada año a más de 600.000 visitantes, por este motivo en 2011 se decidió ampliar convirtiéndose en el museo más grande de Escandinavia.

vasa museum

Palacio Real

Junto al Ayuntamiento, es el gran otro edificio de la ciudad de Estocolmo. La residencia de la familia real sueca es uno de los palacios más grandes de Europa, contando con centenares de habitaciones. El origen del edificio data de principios del siglo XVIII y reemplazo en su momento a la antigua fortaleza de Tre Kronor.

Si tienes pensado visitar el Palacio Real no te pierdas el cambio de guardia, otra de las cosas que ver en Estocolmo. Se realiza diariamente frente al palacio a las 12:15 de lunes a sábado y a las 13:15 los domingos y festivos. Toda una experiencia.

palacio real estocolmo

Gamla Stan

Así es como se le conoce al casco antiguo de Estocolmo. Es el mejor lugar para pasear y apreciar la belleza de la ciudad gracias a sus coloridas casas y su oferta de ocio. Está repleto de bares, cafeterías, restaurantes, callejuelas, tiendas… Además, es el lugar donde se emplazan algunos edificios históricos de la ciudad como la Catedral Storkyrkan. La Plaza Stortoget es su lugar más emblemático y el mejor desde el que iniciar tu ruta.

Fue en este lugar donde nació la ciudad de Estocolmo, que se remonta al siglo XIII. Tiene una importante influencia del norte de Alemania. Una de las cosas que tienes que hacer es Estocolmo es visitar el Museo Nobel, ubicado en el corazón de Gamla Stan.

gamla stan estocolmo

Skansen

Otro de esos lugares particularmente especiales que ver en Estocolmo. Skansen es el museo al aire libre más antiguo del mundo. Incluye un zoo y data de 1891. Está situado en una de las muchas islas que conforman la ciudad, Djurgarden.

Es una buena manera de conocer la historia de Suecia y un lugar ideal para visitar Estocolmo con niños. También es conocido por ser el lugar donde se celebran las principales festividades de la ciudad.

skansen estocolmo

Metro de Estocolmo

¿Una estación de metro como recomendación? Pues así es. Algunas estaciones de metro de Estocolmo son verdaderos museos, con graffitis, luces de colores y, sobre todo, con formaciones de roca natural que son cuanto menos pintorescas. Aunque no tengas intención de tomar el transporte público, merece la pena pagar un ticket para dar un paseo subterráneo.

Estas estaciones destacan por las pinturas y los relieves de las paredes. Le dan una personalidad única. Las mejores estaciones de metro que ver en Estocolmo son la T-Centralen, con sus azulejos de colores, kungstradgarden, un jardín subterráneo, y Radhuset, una auténtica cueva natural.

metro estocolmo

Södermalm

Uno de los barrios más interesantes de Estocolmo, siendo el centro artístico y bohemio de la ciudad. Merece la pena recorrer sus calles, ya que también forma parte de la zona más antigua de la capital sueca.

Este pintoresco barrio se encuentra al sur de Gamla Stan y ocupa toda una isla. El lugar perfecto para comprar en Estocolmo y disfrutar de los objetivos y diseños más alternativos. Además, también podrás pasearte por el museo Stockholms Stadsmuseum, una opción ideal para conocer la historia de Estocolmo.

sodermalm estocolmo

Royal National City Park

El pulmón verde de Estocolmo. Como en todos los países escandinavos, es fácil disfrutar de muchas zonas verdes, aunque este es sin duda el mayor espacio de la ciudad. A los suecos les encanta relajarse en estos parques, a poder ser a orillas de algún canal, y especialmente los días en los que brilla el sol.

Este parque nacional se encuentra a pocos pasos del centro de la ciudad y cada fin de semana se llena de vida con familias y parejas disfrutando de la naturaleza. También es un estupendo lugar para recorrer en bicicleta.

royal national city park

Si te hemos dejado con ganas de descubrir esta capital europea, te recomendamos visitar esta página con los alojamientos más baratos para conocerla, sea cual sea la época del año.

¿Te han gustado nuestras recomendaciones sobre qué ver en Estocolmo? Uno de los viajes más originales e inolvidables que puedes hacer en Europa. Si ya has estado en la capital de Suecia, ¡déjanos tus comentarios!

Xavi Poveda

Sobre el autor

Me gusta escribir y viajar. Bueno, y tocar el piano. Y comer bien.